El color del sofá

Los protagonistas de cada estancia son los más difíciles de elegir: la cama en el dormitorio, la encimera en la cocina, el sofá en el salón, etc. Por eso antes de comrar hay que teer las cosas muy claras y valorar todos los aspectos: precio, tamaño, aspecto, materiales, color, etc.

Respecto al sofá, tendremos que valorar si combina con el resto de elementos de la estancia, las alfombras, las cortinas, etc. Para no equivocarte de color a la hora de elegir al protagonista de tu salón, toma nota de algunos consejos:

  • Colores fríos y calientes: si eliges un sofá en tonos fríos te ayudará a que la estancia parezca más agradable, mientras que los colores calientes transmiten sensación de modernidad al salón.
  • Paredes y sofá: a la hora de elegir el color del sofá, debes de tener en cuenta los otros colores que predominan en la estancia. De esta manera si las paredes son claras la mejor opción sería elegir un sofá oscuro para crear contraste y que resulte más elegante. De esta manera resalta más el sofá.
  • Colores claros: aunque un sofá de color claro puede dar mucha luminosidad a la estancia, la verdad es que a la hora de su limpieza las cosas se pueden poner muy difíciles.
  • Colores llamativos: si te gustan los colores alegres y vivos, así como la decoración moderna, no dudes en elegir un sofá de algún color llamativo, le dará un toque original y divertido a la estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *