Tendederos: prácticos o estéticos

Aunque puede resultar bastante antiestético desde el punto de vista de la decoración y a la hora de recibir visitas, el tendedero es práctico e imprescindible en cualquier hogar; pero hay distintas formas de integrarlo que pueden resultar más o menos perjudiciales para la imagen de nuestro hogar:

 

varios modelos

 

  • Ventanas: es uno de los sistemas más tradicionales y de los más prácticos aunque no es el más estético. Permite secar un gran número de prendas a la vez.

 

de ventana

 

  • Tendederos de pie: es la opción para los hogares pequeños y para los que cuidan la estética de su fachada, aunque es menos práctico que el anterior. Se coloca en cualquier rincón aireado de la casa.
  • Plegables de pared: es una opción original, práctica y estética. Puede recogerse cómodamente cuando no se está usando.

 

en el interior

 

  • Colgando del techo: consiste en un tendedero que se sujeta del techo y puede regularse a distintas alturas para que tiendas con comodidad y no moleste mientras la ropa se seca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *