Añade una decoración muy salvaje a tu casa

La decoración más salvaje la podemos conseguir siempre que usemos un poco de estampado animal o animal print como también lo conocemos. Ya hemos visto los sofás estampados con esta tendencia y como no, además de en ellos, los detalles pueden aparecer por todos lados. Solo hay que tener un poco de imaginación y decidir cuál es la habitación a la que le tocará ser decorada con esta idea tan original y diferente. Claro está que un estampado animal combine combinarlo con colores tierra y dejar que sean los colores lisos los que completen cada habitación, para evitar recargar la estancia.

Para todos aquellos que quieran un poco de leopardo o de cebra, pero solo en dibujos, nada mejor que añadir unos cuadros o láminas en la pared. Pueden ser los dormitorios quienes se empapen de esta tendencia, consiguiendo así unos cabeceros muy originales. Aunque por otro lado, también podrán decorar una pequeña sala que cuente con muebles en color blanco o marrón para crear un aire más salvaje pero siempre dentro de la moda que marca la decoración. Son numerosos los detalles que nos podremos encontrar como velas, lámparas o edredones. Con cada uno de estos, simplemente le estaremos dando unas pequeñas pinceladas de buen gusto…¡seguro que te encanta!.

alfombra leopardo

Para un pasillo largo en el que solo tienes unas paredes de color blanco y algún que otro cuadro que decore alguna de estas paredes pero siempre en tonalidades básicas, no hay mejor manera que decantarse por algo que destaque y sí, ya lo estáis adivinando:unas alfombras con estampado leopardo pondrán esa nota elegante y original, sin duda. Los colores marrones, beige o negro son los principales para un detalle decorativo de este tipo. Una decoración que como decimos, siempre es mejor no abusar de ella.

pared con pintura animal

Para todos aquellos que quieren innovar, nos hemos encontrado con esta pared en Pinterest y que desde luego, nos ha encantado. A pesar de llevar un estampado dálmata, no se ve recargada porque solo combina dos tonos básicos. Una pared así la podrás hacer tú misma, ya que si cuenta ya con el color blanco tú solo necesitas añadir las pequeñas manchas negras y eso se hará con mucha paciencia. Ideal para una habitación pequeña o juvenil, así como para un cuarto de juegos. Cada uno podrá buscarle la finalidad que más le guste. Tres ideas perfectas para todas y todos que aman este tipo de estampado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *