Camas abatibles para aprovechar el espacio

Porque parece que los rincones de la casa no nos sobran. Así que, en la gran mayoría de las ocasiones, tenemos que recurrir a esas ideas que nos hagan ver que si aprovechamos bien el espacio, podemos tener una decoración de interiores de lo más completa. Es por ello que tanto en dormitorios como en salones y hasta en el despacho de casa, podemos permitirnos una cama abatible. Son numerosas las ideas de composiciones que nos descubren este tipo de camas. ¡Vamos a verlas!.

Para empezar, el tener un escritorio en las habitaciones juveniles o un despacho para los más mayores, es algo casi imprescindible en estos días. Es por ello que si colocamos esto no nos quedará más espacio para poner una cama de invitados. Pues gracias a una composición como la que vemos en la imagen superior, no tenemos que renunciar a ninguna de las dos ideas. De la parte baja del escritorio sale la que será la cama plegable

escritorio moderno con cama plegable

Siguiendo con las ideas que nos llevan a hablar de las composiciones de librería o escritorios, aquí tenemos otra. Se trata de una idea perfecta de unión entre un color neutro como el gris y el acabado en rosa. Como vemos, está unida por varios cubos que serán las estanterías en sí pero si nos fijamos, la parte baja de la misma oculta algo. Ese algo será la cama abatible cuya base es ahora mismo la zona donde colocar los deberes o bien, el ordenador para poder trabajar desde casa. Una idea creativa que nos permite disfrutar del espacio que nos bridan estas opciones según nuestras necesidades.

escritorio bajo con cama

En otras ocasiones no necesitamos de grandes librerías para ofrecernos una cama improvisada. Aquí tenemos un buen ejemplo de ello. Cuando no tenemos mucho espacio en casa pero queremos o necesitamos contar con alguna cama de más, entonces no dudes de que ideas como ésta te harán la vida mucho más sencilla. Un mueble que además de servir como escritorio también lo podrás usar para ver la tele.

sofá pequeño convertible en cama

Para esas salas más pequeñas también podemos añadir la sorpresa a ampliarla. Con tan solo un mueble como éste que cuenta con una estructura alargada y un sofá de dos plazas en su base, podremos desplegar la cama siempre que la necesitemos. Eso sí, mejor es siempre quitar los adornos porque si se nos olvidan, quizás tengamos que reponerlos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *