Decoración con paredes de piedra

Hoy en día tenemos muchas opciones para decorar nuestras habitaciones y la casa en genral. Claro que de esta manera cada uno puede incorporar los elementos que prefiera aportando nuevos estilos que le harán sentirse más cómodo que nunca. De todas esas opciones, hoy nos quedamos con una que puede tener varios estilos en sí misma y es que por un lado, pondrá la nota más rústica a la decoración y por otro, la más elegante simplemente sabiendo combinar el resto de los elementos. Se trata de la piedra que como gran protagonista que es, se adapta a todas las estancias y a todos los gustos.

Seguro que al hablar de una decoración con paredes de piedra, lo primero que se nos viene a la cabeza son esas paredes de las casas antiguas. Pues bien, hoy en día también pueden formar parte de la nuestra pero con una versión mucho más mejorada y un acabado perfecto para que resalte la belleza del entorno. Por ejemplo, en nuestra cocina podemos añadir la piedra en alguna de las partes que van junto al fregadero, si no hay ventana, o entre la cocina y las alacenas. Unas piedras pequeñas y redondeadas pondrán la nota más elegante a la decoración.

Chimenea con piedras

Otra de las partes de la casa que también suelen contar con piedras es el salón. En esta habitación nos las vamos a encontrar tanto en las paredes como en la chimenea, si la hay. En este caso, lo más común es ver piedras rectangulares y no siempre de los mismos colores. con ellas, a pesar de que pueden crear ese ambiente rústico que mencionábamos, también pueden llegar a brillar con un toque muy elegante y sofisticado. Lo podremos acompañar de una decoración en colores marrones y beige mezclada con el blanco.

decoración de baños con piedras

Claro que si la cocina y el salón cuentan con las piedras, los baños son otra de las zonas que no se podían quedar sin ellas. Para un baño rústico nada mejor que combinar los colores marrones con el mármol que también llevará pinceladas de los mismos. Además, la piedra se puede colocar en la ducha. En la parte del plato, las pequeñas piedras de colores tierra harán el acto de presencia, mientras que en las paredes serán de tipo ladrillo y también con las mismas pinceladas. Es una manera perfecta de integrar los elementos de la tierra en nuestro día a día. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *