Dormitorios con rincones para lectura

Lo mejor de tener unos dormitorios con espacio es que podemos aprovechar cada uno de ellos y no me refiero a adornarlo con muebles innecesarios sino con detalles que les sacaremos el máximo partido. Hoy nos disponemos a crear unos rincones para lectura de lo más especiales y en uno de los entornos más relajantes que todo tenemos en nuestro hogar. Aunque no tengas un espacio muy grande, siempre podrás conseguir un rincón como éstos. 

En la primera imagen descubrimos que aunque tengamos un dormitorio pequeño, podemos colocar una butaca y una mesa pequeña donde tendremos nuestros mejores libros. De esta manera, antes de dormir o esos días de lluvia que tenemos que estar en casa, ya no serán un aburrimiento si tenemos un espacio para nosotros mismos. Una manera perfecta de concentrarnos en algo que necesitamos, como es la lectura. Todo ello aderezado de una decoración de interiores con armonía y no necesitaremos de nada más.

dormitorio de colores neutros con sala

Para crear una zona de relax como la que siempre echamos de menos, podemos conseguirla gracias a los colores neutros. Siempre decimos que hay que guardar el equilibrio en toda decoración y estas tonalidades lo consiguen. Un par de mesitas de noche, una cama con la ropa sencilla y como no, un par de butacas cómodas, con cojines y una mesita central. De este modo, podemos hacer una lectura conjunta o relajarnos sin tener que recurrir al salón.

dormitorio colores neutros con banco

Además de la butaca, también puedes colocar un banco a pie de cama y de esta manera conseguirás, además de una decoración perfecta, un buen aprovechamiento de la misma. Eso sí, esto corresponderá a una habitación donde no hay demasiado muebles o un espacio muy reducido ya que puede dar sensación de abarrote. De nuevo, los colores neutros se posicionan para crear un ambiente de lo más elegante. Las tonalidades en marrón, beige y blanco saben bien cómo combinar.

dormitorio señorial en azul

El toque clásico no quería perderse este estilo de decoración. Si no te convencen los sillones de una plaza, o los bancos a pie de cama, puedes colocar en esta misma zona un sillón más amplio y que abarque la anchura de la cama así como un reposapiés. Conseguirás el relax necesario y no impedirás que las zonas de paso y los demás muebles sigan siendo principales en esta decoración y en esta estancia. ¿Tienes tu propio rincón en tu dormitorio?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *