Dormitorios con tres camas

Nos habéis pedido alguna idea donde mostráramos dormitorios con tres camas y aquí las tenéis. Porque en el mundo de la decoración siempre hay ideas para todos los gustos, por eso, no es de extrañar que cuando hay más de dos niños y no contamos con un espacio suficiente en la casa como para que tengan cada uno su habitación, hay que amoldarse a estar todos en un mismo dormitorio. Llegado a este momento, son varias las medidas a tomar y por eso, queremos dejaros con éstas para que podáis inspiraros.

Tenemos que elegir esos muebles que nos van a ahorrar espacio y por lo tanto las literas siempre son una de las mejores opciones. En este caso, la primera idea de dormitorio para tres, cuenta con una especia de litera que nos deja una cama en las alturas para vigilar las camas gemelas que se encuentran muy cerquita una de la otra. De esta manera, aún nos queda espacio para colocar una pequeña mesita de noche entre ambas y como vemos, la estructura permite tener una especie de pequeños armarios sobre ellas. Así, seguro que sobra sitio para colocar las mesas donde harán los deberes.

dormitorio de tres camas en naranja

De nuevo, volvemos a una idea muy práctica y que se encarga de devolvernos mucho espacio en la habitación. Se trata de un mueble que amontona las tres camas y que se pueden ir desplazando a medida que las vayamos usando. Además, la composición cuenta con varios cajones, perfectos para pequeños detalles y una especie de armarios con puerta. Así, solo estarás ocupando un lado de una pared, dejando libre parte de las otras para seguir decorando con todo lo necesario como escritorios o dejando una zona libre para juegos, así como para añdir algún armario más. ¡Aquí no habrá problemas de espacio!.

dormitorios de tres camas individuales

Claro que si no te gustan las aglomeraciones ni los muebles modernos, siempre puedes optar por las ideas de siempre, ya que también éstas se encargarán de darle un toque muy original a tu hogar. Tres camas pequeñas se pueden colocar una al lado de la otra, sobre todo, cuando la habitación no es demasiado pequeña o bien, como decoración de una buhardilla y como dormitorio de invitados. De este modo, podemos aprovechar y colocar un baúl o un cesto a pie de cama con todo lo necesario para pasar una buena noche. Eso sí, hay que intentar no recargar una habitación como ésta y ayudarnos de colores neutros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *