El blanco para tu cocina

¿Qué podemos decir del color blanco que no se sepa ya?, seguro que muy pocas cosas por eso, os recordamos que siempre será uno de los colores que se pueden combinar con todos los demás y que desde luego, nos dará una mayor luminosidad en cada estancia. Es por ello que no dudamos ante una cocina en color blanco porque siempre, en ella, necesitamos una buena cantidad de luz ya que pasamos bastantes horas en ella. Además de esto, sabemos que es una decoración elegante que no podemos dejar escapar, así que para que no haya más dudas os dejamos con algunos ejemplos de las mismas.

Cocinas en blanco, estilo nórdico a la vista

Van de la mano y es que en toda decoración nórdica el color blanco es uno de los imprescindibles, tanto en los muebles de la misma como en sus acompañantes, las mesas y hasta las sillas. Eso sí, si no quieres una cocina única en blanco entonces opta por ligeras pinceladas de color pero siempre muy delicadas como las tonalidades pastel. En algunos casos, se puede combinar con materiales como el acero inoxidable y en otros, con la madera, creando un ambiente con pinceladas rústicas. Los ajulezos en blanco o las paredes con ladrillos serán también piezas clave en esta decoración.

cocina blanca en madera

Cocina blanca con pinceladas de colores pastel

Así es, por otro lado, para esas casas y más concretamente para los ambientes románticos no hay nada como añadir colores pastel. Claro que esto no significa que los pongamos en cada rincón porque entonces ya no será el blanco el mayor protagonista. Simplemente podemos añadir ciertos detalles a la decoración en forma de jarrones u otros elementos decorativos. Si en la imagen superior el color blanco hacía contraste con el suelo de madera y con las lámparas en color negro, en este caso la cocina se verá totalmente diferente.

Cocina con colores pastel

No necesitamos abusar de esos colores como antes mencionamos, ya que además de unas simples tazas o plantas si quieres añadir un poco más de color a nuestra cocina, no hay nada como una isleta que lo lleve. Sin duda el azul es uno de los más usados sobre todo para cocinas tan románticas como ésta. Del mismo modo, también te puedes ayudar de unos sencillos azulejos en varios colores pero nunca que sean llamativos si lo que queremos es seguir manteniendo nuestra cocina en color blanco. ¿Te gustan las cocinas en blanco?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *