Ideas de mesas para comer en la cocina

Porque la cocina es uno de los lugares donde más cómodamente podemos tomar las principales comidas del día. Claro está que no siempre puede ser así porque no en todos los ámbitos, tenemos espacio suficiente para ello. Desde luego, las ideas no faltan cuando esto ocurre y hoy vamos a ver algunas de ellas para intentar que nuestra cocina se convierta en un centro de ocio perfecto. Siempre puedes aprovechar cualquier rincón para ello y crear un ambiente único y lleno de luz. De esta manera dejaremos el comedor para las visitas más importantes de la semana.

Si cuentas con unos grandes ventanales en la zona de la cocina, ya todo lo tendremos un poco más sencillo porque vamos a intentar aprovechar esta luz natural. Para ello siempre podemos ayudarnos de los bancos. Estos pueden ser rinconeras que aprovechan cada uno de los centímetros que a veces nos faltan. Un banco de madera que luego podrás pintar según tu estilo, siempre nos sacara de un apuro. Además, también podemos contar con esas mesas que se abren y se cierran según nuestros requisitos. Opta por las mesas redondas que siempre son una mejor solución y por una decoración muy sencilla y con colores neutros o vibrantes para darle más alegría al entorno.

mesa de cocina rinconera

Aunque a veces en una cocina amplia también puede faltar el espacio y será porque distribuimos bien la decoración. Por eso, si además de la cocina en sí, eres de las que te gustan las isletas centrales, puedes aprovechar éstas para otros fines más que cocinar. Por un lado, el primer ejemplo de las mismas se trata de cumplir ambos objetivos, es decir, por un lado el trabajo de la isla que sigue ejerciendo como tal y por otro, en la esquina, podemos disfrutar de una mesa semi-circular integrada en ella.

cocina con sillas en color

Por otro lado, siempre tendremos la opción de darle la importancia que siempre tiene un mueble como éste. Además su hablamos de las islas que son más anchas, éstas serán perfectas para aprovechar el espacio al máximo y decantarnos por tomar en ellas el desayuno o la cena. Siempre y cuando, podamos completarlas con unos colores vivos y una decoración de lo más especial. En este caso, parece que el color azul es el que aporta todo el protagonismo para un entorno único como éste. Las diversas tonalidades hacen de este espacio una cocina muy luminosa y siempre elegante. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *