Sofás oscuros para los salones más elegantes

Los sofás oscuros están llenos de ventajas a la hora de hacer nuestra decoración de interiores. Por un lado sabemos que se trata de una pieza que usaremos bastante y es por ello que cuando se muestra en colores más oscuros, siempre se van a disimular esas pequeñas manchas que ya no salen con nada y hasta el paso del tiempo. Las casas con niños agradecerán tener sofás en colores muy oscuros, pero también son una base fundamental para crear un salón muy elegante y con contraste de colores, como bien nos gustan.

Uno de los colores más usados para un salón de este tipo es el marrón chocolate. Sin duda, un color muy básico en nuestros interiores y que ahora también podrá ser protagonista gracias a un detalle como éste. Para hacer una combinación con estilo y atractiva para nuestra decoración en general, podemos aprovechar y añadir alguna butaca en colores más llamativos, siempre y cuando no tengamos grandes mezclas de colores a nuestro alrededor. Así continuamos la técnica de solamente mezclar un par de tonalidades.

sofá en marrón para decoración moderna

También el color gris para los sofás es otra de las grandes ideas decorativas. Claro está tenemos que pensar en el ambiente y es que, cuando nos encontramos con un salón bastante iluminado, entonces sí podremos conseguir que los tonos oscuros como éste se hagan con el poder de la sala. Si es un poco más reducida, tendremos que hacer la gran combinación con los colores neutros o el blanco quien siempre nos aportará lo que necesitamos.

salón con sofá gris y colores en naranja

Una manera de combinar el color gris es mantenerlo a flote con otro tono muy de moda y que activará cualquier tipo de decoración. Se trata del color naranja quien parece aportarnos las vitaminas necesarias para un entorno único y especial. Dejaremos para las paredes que el color blanco les aporte el brillo necesario y ya tendremos listo nuestro lugar de reencuentros y también, de relax.

sofá en marrón con mueble

En otras ocasiones, para un estilo un tanto sobrio pero siempre acertado, nos dejaremos llevar por el color marrón en toda su expresión. De este modo tanto el mueble principal como la mesa y también el sofá estará bañado de esta tonalidad tan atractiva. Una manera perfecta de cubrir un espacio más bien pequeño pero que cuenta con gran luminosidad, tanto por los ventanales como por el color blanco y grisáceo con el que se cubre. ¿Te gustan los sofás en colores oscuros?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *