El spa en casa

Todo el que haya pasado por un spa quiere uno en casa, para poder relajarse en él todos los días y poder disfrutar unos minutos de paz después del trabajo. Si quieres tener tu propio spa en casa no tienes por qué invertir mucho dinero, solo necesitas hacer unos pequeños cambios en el baño. Estos son algunos de los elementos que necesitarás:

 

minipiscina

 

  • Bañera de hidromasaje: estas bañeras masajean distintos puntos del cuerpo con agua que es aspirada y propulsada por una bomba por distintas salidas. Pero debes tener en cuenta que la bomba no sea demasiado ruidosa. Otra opción muy parecida son las bañeras de rebosamiento, cuyo murmullo puede ayudar a relajarte.

 

bañera hidromasaje

 

  • Minipiscinas: si tienes suficiente espacio en el cuarto de baño apuesta por el spa completo. Estas pequeñas piscinas, son más grandes y profundas que las anteriores y combinan el agua con el aire. Además se puede regular tanto la intensidad como la orientación del chorro de agua.

 

sauna

 

  • Sauna: son ideales para la eliminación de toxinas ya que alcanza una temperatura de entre 70 y 100 ºC y con una humedad relativa del 5 al 30%. Los modelos más compactos pueden caber incluso debajo de la escalera ya que son de 1×1.5 metros.
  • Cabinas de ducha: estas duchas incluyen el plato de ducha, la mampara, la grifería y los jets de hidromasaje. Además hay modelos que pueden añadir sauna, color, olores y música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *