Dormitorios modernos y elegantes

El dormitorio es una de las habitaciones principales de todo hogar, como bien sabemos y es por ello, que tiene que ser decorado en función de nuestra comodidad y relax.

 

Decoración de dormitorios de matrimonio

Algo que también se hace extensivo a otros puntos de nuestra casa, aunque hoy, el protagonismo se lo lleve el dormitorio. Tenemos que conseguir una armonía entre sus colores, sus muebles y hasta sus telas.

Lo primero es pensar en los muebles y en su distribución. Hay que dejar hueco para una cama cómoda, un armario y dos mesitas. Partiendo de aquí, el espacio es quien juega a nuestro favor o quizás, en contra.

Dormitorios grandes

Cuando tenemos espacio suficiente pensamos que todo es posible en la decoración y no siempre es así. Por muchos metros que tengamos, lo mejor es ir siempre a lo funcional para no recargar demasiado el dormitorio.

Ayúdate de una cama y un armario más grandes y decora la parte del cabecero para hacer este punto, el más original. Hoy en día se llevan los cabeceros de madera o forja, así como los reciclados y hasta los que se forman con unos vinilos sobre la pared. ¡Todo es posible en la decoración!.

Coloca un banco a pie de cama ya que siempre resulta muy práctico y quizás, algún sofá cerca de la ventana para tener tu propio rincón personal. Eso sí, además de los muebles, los colores vuelven a participar en la decoración. Para un entorno como éste, debes dejarte llevar por los colores suaves como el beige, los azules o verdes. Claro que siempre puedes combinar una pared, que será la del cabecero, en un color más intenso mientras el resto de viste de una tonalidad más clara.

Para romper un poco con la monotonía de tanto espacio, puedes colocar ciertos separadores del mismo a modo de librerías o algún biombo. Del mismo modo, también puedes optar por un poco de asimetría y hasta de desorden pero dentro de un orden. Esto es, alguna manta sin doblar o ciertos cojines apilados de manera irregular.

Decorando los dormitorios más pequeños

Todo lo contrario es lo que sucede cuando los dormitorios son pequeños.

Debemos de optar por los armarios empotrados y por los muebles funcionales como es una cama de canapé, donde bajo ella, podremos guardar la gran mayoría de la ropa. Además, siempre es aconsejable optar por los espejos para que proyecten más luz y el entorno se vuelva mucho más radiante.


Otra idea perfecta para este tipo de habitaciones es que debemos de almacenar todo de manera vertical. Nos ayudaremos de las paredes, colgando de ellas estanterías y baldas, así como repisas sencillas para poder colgar y colocar todo lo necesario sobre ellas. Lo mismo que en las esquinas, donde siempre las dejamos un poco desnudas y podremos colocar un perfecto y original perchero.

Claro que si necesitas agrandar el espacio en una habitación infantil, entonces debes optar por las literas que además de ser un mueble perfecto para dos camas, ahora también tienes modelos con tres y con formas muy modernas y originales para los más pequeños de la casa. Aunque esto lo veremos con más calma, un poco más adelante.

Si volvemos a mencionar los colores, no está de más recordar que de nuevo tendremos que echar mano a los más claros. Los pastel y como no, el blanco, juegan un papel primordial. El fin de decorar un dormitorio pequeño es juntar dos conceptos básicos que por un lado es el que se vea más luminoso y amplio, mientras podemos disfrutar de una total comodidad en él.

¿Que te han parecido estas ideas para la decoración de tu dormitorio? Queremos escuchar tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *