El gris y el amarillo para decorar nuestro hogar

Un color neutro y otro que puede ser muy llamativo pero al mismo tiempo que nos aporta vida y luz en la decoración de interiores. Es por ello que cuando ambos se juntan la mezcla será de lo más explosiva. Porque gracias a ambos, podemos conseguir un buen equilibrio en nuestro hogar. No importa si estás pensando en decorar la habitación o bien, el salón y la cocina. Todas las estancias están dispuestas a recibir esta combinación tan armoniosa. Si no lo crees así, tan solo tienes que ver lo bien que queda en estos ejemplos muy prácticos.

Una de las mejores ideas es apostar por el color gris en las paredes. Sin duda, para ellas, y sobre todo para las habitaciones más pequeñas, recuerda que siempre es mejor elegir un tono gris perlado y suave. Los más oscuros simplemente pueden restar luz y eso no es lo que queremos. Así que, una vez que ya tengamos las paredes de este color, solamente nos queda añadir el amarillo. Puedes decantarte por combinar cuadros, cojines y hasta algún taburete con él. Pinceladas suaves que nos aportarán todo el buen gusto.

salón con color gris oscuro y amarillo para los detalles

Manteniendo el mismo color para las paredes, podemos hacer otra combinación del gris y el amarillo. Podemos añadir los sofás y butacas también en el color neutro por excelencia, mientras que el amarillo se dejará ver en el techo y también en las cortinas. Si quieres un poco de luz pero sin pasarnos, lo mejor es que optes por un tono mostaza o el color amarillo azufre, que es un poco más fuerte. El amarillo limón o el canario ya pasan a ser los dos tonos más claros pero muy intensos.

color amarillo para la cocina

En la cocina, sí podemos usar los tonos de amarillo más intensos o claros. En esta habitación también el color gris será otro nuevo añadido. Además de las paredes, podemos usar el mobiliario como protagonista para cubrir esta bonita combinación. Los toques plateados y de acero inoxidable serán los mejores acompañantes para ello. Prueba también a darle todavía más luz si te dejas llevar por algunos detalles en blanco.

dormitorio combinado en color gris y amarillo

No podía faltar el ejemplo práctico del dormitorio. Un lugar donde tenemos que relajarnos y por ello, debemos de conseguir un ambiente más elegante y tranquilo. Es por ello que en esta ocasión, puedes dejarte llevar por las pinceladas del color amarillo pero en tonos más claros. Para ello tienes el amarillo dorado o bien, el llamado de Bario o amarillo paja. ¿Qué te parece esta combinación?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *