Escoge los mejores colores para las habitaciones pequeñas

Si tienes unas habitaciones con un tamaño pequeño y te gustaría verlas más amplias, sin hacer ningún tipo de reforma, entonces no te pierdas los consejos que hoy te mostramos. Se trata de elegir los colores adecuados para que de esta manera puedan crear un efecto óptico perfecto de amplitud. Es una de las mejores y más económicas medidas para que nuestros dormitorios se vean con más tamaño. ¿Quieres una casa más grande?, entonces no te pierdas estas ideas tan prácticas.

Colores muy claros

Sin duda, y como venimos comentando siempre, los colores claros en las paredes serán los que más nos ayuden a la hora de tener unas habitaciones más amplias. Entre ellos, el blanco será tu color perfecto aunque no descartamos tonalidades en crema, beige o los diversos colores primarios, pero siempre en sus versiones más claras. Los colores pastel también cuentan con un gran protagonismo cuando se trata de darle un aspecto más amplio a las habitaciones.

habitación juvenil en lila claro

Paredes y muebles combinados

Ya que los colores son uno de los elementos principales en nuestras habitaciones, nada como hacer las mejores combinaciones para que todavía tengamos una amplitud visual mucho mayor. Se trata de ir combinando tanto el color de la pared como el de los muebles. Si pintas la primera en tonalidades en malva, optar por algún mueble que también lleve este color. Eso si, intenta equilibrar y combinar también con el blanco.

dormitorio con pared principal en rojo

Altura y anchura en las habitaciones

¿De qué manera se consigue la altura?, Pues destacando la zona del techo. Lo mejor es pintar este lugar en un tono claro porque así, le estaremos dando más atura. Es una manera de desviar la atención desde las paredes hacia el techo. Claro que por otro lado, si solamente quieres darle un poco de anchura al dormitorio, puedes pintar la pared más del fondo en tonos más oscuros, dejando el claro para las anchas y amplias. 

habitación juvenil en beige

Para darle más luminosidad a la habitación, opta por una mezcla de tonos en amarillo. Nunca pintes el techo en tonos muy oscuros, sobre todo si éste no es alto, ya que crearás la sensación de que se aproxima cada vez más. Recuerda que para no recargar ninguna estancia, lo mejor es combinar siempre el acabado de los colores. Opta por los más brillantes para la pared principal, dejando los más sencillos para el resto. El efecto degradado es otra de las ayudas que tenemos en este caso para ver cómo nuestras habitaciones se amplían sin obras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *