Puertas correderas

Las puertas correderas es una de las mejores soluciones sobre todo para las casas pequeñas o para las habitaciones de pocos metros; y es que gracias al sistema de apertura lateral evitan ocupar demasiado espacio como hacen las puertas tradicionales. Pero existen muchos tipos de puertas correderas con sistemas distintos, cada uno dispuesto a satisfacer unas necesidades.

 

puertas contiguas

 

En cuanto al sistema de sujección se pueden encontrar dos modelos: de guía exterior y empotrada. El primero es el más sencillo y no son necesarias obras; en este caso las puertas se deslizan mediante unas guías colocadas en la parte superior y externa del tabique. Por el contrario las empotradas con más decorativas y prácticas ya que tanto la puerta como sus guías se insertan en un hueco entre dos tabiques.

 

para el dormitorio

 

En ambos sistemas se pueden escoger entre variso diseños:

  • Una puerta: ocupará el mínimo espacio y será ideal para estancia pequeñas
  • Dos puertas: se ubican una cada extremo pero con la misma guía para llegar hasta el centro.

 

de diseño

 

  • Paralelas: se trata de una especie de puerta de doble hoja que se monta sobre un mismo tabique
  • Contiguas: son dos puertas independientes que se abren hacia espacio contrapuestos. Utilizan la misma guía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *