Técnicas para pintar estancias

A la hora de pintar paredes, no solemos pensar cómo aplicar la pintura, simplemente cogemos un rodillo o una brocha y manos a la obra. Pero a veces nos gustaría que nuestras estancias fueran más personales, originales, etc., y por eso buscamos nuevos colores. Pero a veces lo importante no es el color, sino la forma en que aplicamos ese color; estas son las principales técnicas para dar color a las paredes de tus estancias:

 

esponjado

 

  • Difuminado: esta técnica consiste en degradar el color desde su máxima intensidad hasta un color más suave, para conseguir un difuminado perfecto es necesaria una pistola.
  • Aguada: en este caso la pintura lleva mucha agua con lo que el resultado será una pintura traslúcida, con poca resistencia.

 

marmoleado

 

  • Esponjado: en esta ocasión la pintura se aplica con una esponja y dándole pequeños golpes a la pared.
  • Gotelé: es una de las más famosas. Tiene un efecto relieve en forma de pequeñas gotas.

 

tus propios dibujos

 

  • Estarcidos: para conseguir este acabado es necesaria una plantilla con un dibujo calado que quedará impreso en la pared.
  • Lacado: se aplica un esmalte o laca para darle un acabado suave al tacto.

 

dibujos gotele

 

  • Marmoleado: en este técnica primero se aplica un color liso y luego con un pincel fino se dibujan líneas similares a las vetas del mármol.
  • Trapeado: en este caso la pintura se aplica con una brocha pero se extiende con un trapo arrugado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *