Separando habitaciones de niña y niño

Si solo tienes una habitación para tu hijo y tu hija, no te preocupes porque aunque tenga que compartirla, siempre es bueno comprobar cuántas ideas hay para que puedan tener su espacio apartado e íntimo. La decoración siempre ofrece ideas estupendas con las que podremos aprovechar el espacio disponible ya que no siempre tenemos una habitación para cada uno y más cuando se trata de hermano y hermana. Sin duda, hoy esperamos resolver el problema con ideas prácticas que gracias a los muebles se pueden conseguir.

Una de las primeras ideas que os mostramos y quizás de las más sencillas es comprar dos camas gemelas, como solemos hacer cuando dos hermanos o hermanas tienen que compartir este espacio. Pero con una cierta peculiaridad y es que no pondremos las dos camas casi juntas, sino que en medio de ambas, habrá un hueco especial para colocar una gran estantería. Ésta la puedes conseguir por buen precio en tiendas de decoración de grandes superficies. De esta manera, quedarán dos espacio delimitados que cada niño podrá disfrutar sin tener que verse la cara a cada momento. Es una manera muy práctica para que cada uno pueda disfrutar de un poco de intimidad.

habitación para niña y niño

Claro que si los dos hermanos quieren estar juntos, siempre puedes colocar las camas como muestra esta imagen y combinar los colores propios para cada uno. Este ejemplo es perfecto para las habitaciones más grandes y que cuentan con un lugar donde hacer los deberes o jugar justo al lado. De esta manera, cada niño puede hacer una cosa diferente sin molestar. Es una manera original de que los pequeños vean su habitación. Siempre hay para todos los gustos, ya que de esta manera aprenderán que compartir habitación no es tarea sencilla pero tampoco demasiado complicada.

habitacion doble con cortinas

Claro que, aunque coloquemos las camas como las coloquemos, siempre habrá una nueva idea para que ambos tengan su delimitación en este cuarto. Un dos en uno, es decir, podemos pintar cada trozo de pared de un color para que se sepa bien donde comienza y donde acaba para habitación. En el centro se puede colocar unas cortinas. De esta manera, estaremos creando un ambiente personalizado cuando se necesite pero dejando que siempre se vea la habitación entera. Es más cómoda y práctica, además que no ocupa el espacio de un mueble. Quizás, llegados a este punto tendríamos que preguntar a los niños qué ejemplo prefieren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *