Cuando el espacio no es un problema en el salón

En ocasiones vemos cómo el salón tiene un tamaño reducido. Porque aunque nos encantaría que tuviera más metros, no siempre es así. Claro que viendo los ejemplos que hoy te mostramos, quizás, no cambies uno grande por estos pequeños. Porque hay que saberse amoldar a todas las medidas y estas imágenes nos demuestran que la decoración de interiores siempre cuenta con opciones perfectas para todos y cada uno de nosotros. ¡Descúbrelas!.

Gracias a los muebles y a las composiciones que tenemos en el mercado, siempre podremos lograr el estilo que mejor vaya con nuestro gusto. Es por ello que para los salones pequeños, podemos combinar el blanco y un color más vibrante. En este caso, será el verde. Para los muebles, nada como ayudarnos de las paredes y del efecto asimétrico. Un mueble sencillo, de líneas rectas y con alguna estantería, será más que suficiente. Si necesitas más almacenamiento, opta por los muebles anclados a la pared, que no te restarán nada de espacio.

salón con mueble blanco y sofá rojo

Para los apartamentos o los pisos pequeños, el salón también cuenta con vital importancia. Así es que lo podemos colocar hacia un lado de la pared. Aunque el blanco sea el color principal, siempre admite algún que otro compañero. En este caso, será el color rojo pasión quien descubra el sofá más original de todos. Con un simple aparador ya podremos colocar sobre él el televisor y guardar todos los utensilios necesarios.

salón en marrón tostado pequeño

Claro que si el estilo moderno no es el que más te convence, siempre podrás disfrutar de uno más clásico. En esta ocasión nos quedamos con una combinación que en tonos marrones hará las delicias de toda decoración más retro. Se mantiene entre los tonos neutros para no hacer grandes exaltaciones dentro de una decoración de interiores como ésta. 

salón pequeño estrecho

Si cuentas con un salón pequeño y estrecho, aquí tienes un idea de cómo puede ir decorado. De nuevo la pared principal es la que cuenta con todos los detalles anclados sobre ella. Desde el televisor hasta la zona de el DVD u otros reproductores. La pared contraria, cuenta con unas alargadas estanterías bien iluminadas. Un mesita central dará paso a un sofá de tres plazas que pondrá la nota de color. Aunque a priori nos parezca reducido el espacio por su tamaño, todo es cuestión de ir amoldándonos a él. Como bien decíamos en un comienzo, hoy existen muebles e ideas perfectas para ello. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *