Decorando baños en color azul

Todos sabemos que el azul es uno de los colores que siempre tienen que estar presentes en toda decoración de interiores. Nos brida la alegría y su cercanía con el mar, por eso, de cara al verano siempre es bueno acordarnos de él. Aunque hoy hablamos de los baños en color azul y que como sabemos, siempre ha sido uno de los colores predominantes en esta zona. Junto con el blanco siempre se han caracterizado por tener un buen gusto y aquí te mostraremos ejemplos que predican con la misma esencia.

Claro que antes, el color azul estaba en todas las paredes o quizás, en todos los sanitarios y hoy, lo podemos combinar como más nos guste. A los toques llamados asimétricos siempre le podremos añadir nuestra imaginación y plasmar el buen gusto de la misma. Por eso, puedes comenzar con unos pequeños azulejos o mosaicos que puedes combinar en alguna de las zonas de tu baño. Por ejemplo, la parte donde va el espejo y luego en la ducha. De esta manera dejaremos que el color blanco sea el predominante en la habitación. Además siempre nos ayudaremos de ciertos complementos como la alfombra de baño o las toallas, en color azul.

baño en color azul y grisáceo

Claro que además, cuando hablamos del color azul, también podemos combinar diversos tonos del mismo color. Esto es que puedes decantarte por unas paredes en color azul pastel y sin embargo, un tono más oscuro para el suelo. De esta manera se verá el contraste tan estupendo que dará vida a un resultado increíble. Eso sí, recuerda que el blanco siempre tiene que estar presente porque demuestra siempre el gran equilibrio. Además, el color gris es otro de los básicos perfectos para ser integrado en esta zona. Opta por los azulejos de flores pero colócalos solo en zonas estratégicas si los dibujos son grandes.

baños con azulejos en azul

Para los baños más pequeños, también hay opciones estupendas, ya que no queremos que se queden sin la opción de disfrutar un entorno como éste. Prueba a colocar azulejos en color azul en la parte del lavabo, ya que allí tendremos el espejo y éste le dará la luminosidad que necesita el entorno. Prueba con las formas originales y deja volar tu imaginación ya que siempre contarás con un gran número de opciones en tu tienda más cercana. Eso sí, puedes combinarlos con un color más claro para la zona de la ducha, delimitando así cada espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *