Decorar salas pequeñas y con encanto

Muchas veces nos tenemos que amoldar a cómo sea nuestro rincón para formar una sala. Ya no hablamos de salón porque sin duda el espacio se ha reducido mucho más y en ocasiones hasta tenemos que decorar salas en una especie de rincones de paso. Pero todo sirve con tal de tener ese hueco para descansar después de un largo día y para estar disfrutando de los buenos momentos con la familia. Así que, hoy no te pierdas las ideas que tenemos preparadas para ti y para tu hogar, a quien siempre cuidamos de manera especial.

Para empezar, una sala solo necesita de esos muebles más funcionales para que nuesta comodidad esté siempre presente. Por eso, nos quedamos con unos sofás, pequeños y en colores claros para decorar un rincón bien iluminado. Una mesita central, una pequeña alfombra y como no, alguna que otra butaca serán los muebles que necesitas para que tu hogar se vea totalmente diferente. Así, cuando necesites leer un libro, sin que el ruido de la televisión te molesta, ya no tienes excusas para no venirte a este bonito rincón. 

sala pequeña decorada

Otras ocasiones, la sala cuenta con el paso hacia el medio y por eso, tenemos que dividir los muebles como si se tratara del note y del sur. Por eso, siempre buscaremos una zona bien iluminada y como tal, también aprovecharemos para añadir un sofá en color beige y una alfombra que le sigue los pasos. Justo delante, siempre es bueno colocar el mueble principal y añadir alguna silla o butaca en un color más fuerte para hacer contraste. Pequeños detalles decorativos en cristal o alguna planta, la completarán.

sala pequeña blanca y malva

Una sala pequeña pero pintada en color blanco y con los muebles también en este tono, será perfecta para nuestro hogar. Las butacas y también los muebles principales serán idóneos para vestirse de este color. Eso sí, la nota colorida siempre la pondrán los estampados de los cojines o quizás, un nuevo sofá que combine con ellos. El rosa o el morado le aportarán el glamour necesario.

sala pequeña con sofá azul

Claro que en contraste con el color blanco, también aparece el azul y qué mejor manera de hacerlo que con un sofá que hace esquina, en forma de L o bien, dos sofás juntos para aprovechar todo el espacio. Opta por los muebles anclados a la pared y a las mesitas auxiliares más pequeñas. Adorna siempre las paredes porque en ellas encontraremos la mejor solución al espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *