El malva en la decoración

El color malva se asocia con un significado de equilibrio y gracias a él, nuestro cuerpo tiene la capacidad de sentirse más relajado haciendo que nuestros sentidos se estimulen hasta ayudarnos a encontrar la paz. En general, cuenta con una buena energía que nos ayudará a superar los miedos y a darnos más ilusión. Claro que después de esta definición seguro que quieres decorar toda tu casa con este color. Para ello, vamos a ver algunas ideas y de cómo se puede combinar para que nuestro entorno no sea muy recargado.

Para empezar, nada mejor que pasar por la cocina y claro, nosotros hemos elegido una de aspecto industrial, que siempre está acompañada de unas paredes de ladrillos y como no, rodeada de materiales o elementos metálicos. No precisas de más colores en ella, ya que con la madera del suelo y un par de encimeras en malva, tendremos más que suficiente para poder disfrutar de una cocina elegante y muy moderna. Seguro que de esta manera, todos los miembros de tu familia no querrán salir de ella. Un color malva fuerte es el que se ha elegido para este tipo de cocina pero siempre puedes optar por tonalidades más claras y darás rienda suelta a un entorno más romántico.

comedor en malva

Por ejemplo, en los comedores también puedes incluir el color malva de una manera muy sutil. Gracias a que hoy en día tenemos una amplia variedad de sillas de colores, seguro que no nos es tan complicado poder conseguir unas de este estilo. Un estilo que queda perfecto en ambientes rústicos con grandes mesas de madera y con paredes en color blanco o beige. Cuando elegimos un color tan llamativo como éste no hay nada que dejar que el resto que decora la habitación sean mucho más suaves.

decoración de salas en malva

Si vemos cómo la cocina se queda con un color tan espectacular que pasa hasta los comedores más modernos, está claro que en los salones también tenía que poner su pincelada especial. En esta ocasión no hay nada como un color más claro y moderno para decorar los salones que también aprovecharemos para añadirles un toque pastel con otros tonos. El rosa y el blanco seguro que también nos ayudarán a terminar una decoración perfecta y muy actual. No tenemos que tenerle miedo a este color y por eso, también podemos añadir otros como el verde o amarillo pero siempre de una manera muy discreta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *