Estilo rústico para los salones modernos

Sabemos que uno de los estilos más usados en decoración es el rústico. Sin duda, un estilo que será perfecto tanto para las habitaciones y dormitorios como para los baños o salones. Aquí tenemos una buena prueba de ello y es que los salones modernos también se abren camino y caen rendidos ante un estilo como éste. Las pruebas las tenemos aquí, así que, no te puedes perder todo lo que sigue.

En primer lugar nos quedamos con un entorno abierto que siempre viene estupendo. Una forma perfecta de unir varias habitaciones en una y además, con un mismo estilo. En este caso, las paredes de piedra son una de las grandes bases. Pero eso sí, siempre combinadas para no recargar el ambiente. Los colores suaves son también primordiales, así como los marrones o los muebles con acabados envejecidos. Recuerda que también el sofá es uno de los grandes muebles para un lugar como éste. Un sofá de piel en color marrón puede ser la mejor idea.

salón clásico con estilo rústico

Dentro del estilo rústico también nos podemos encontrar con una combinación de pequeños estilos de siempre. En este caso, nos quedamos con un toque clásico porque siempre es uno de los puntos clave para la elegancia. Aquí podemos comprobar cómo la madera y la piedra se dan cita, pero además, los estampados en tonos rojos o azules también son estupendos. Las lámparas y las mesitas auxiliares tienen que estar presentes.

salón rústico con paredes de madera

Los revestimientos también son estupendos para las paredes de este tipo de salones. La madera vuelve a ser la prionera de la decoración. Un estilo que puede ser de lo más moderno si también integramos unos colores como pueden ser el azul. Además, cambiaremos las alfombras por otras más originales y actuales. Del mismo modo, la mejor idea es combinar también los sofás o las butacas. ¡Verás cómo cambia tu interior en cuestión de segundos!.

salones con vigas de madera

El color crema no puede estar sin un entorno como éste. Sin duda, para los sofás será primordial. Creará un entorno más elegante y sencillo que no pasará desapercibido. Además, también el resto de los detalles se pueden quedar con este mismo aire. Eso sí, para mantener la esencia del estilo rústico, las vigas de madera en el techo también forman parte de la idea. Un estilo que como vemos, se amolda a todos los que nos gusta. Desde el más clásico hasta el más moderno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *