Ideas para decorar un baño romántico

Siempre solemos centrarnos en decoraciones como las del salón o las habitaciones pero hay otras que también merecen tener parte de nuestro tiempo. En este caso nos vamos a quedar con los baños porque también forman parte esencial de nuestro hogar y en ellos queremos encontrar un ambiente relajado y cómodo para darnos un baño y disfrutar de momentos a solas. Es por ello que para lograrlo no hay nada como un baño con toques románticos y delicados que nos llevan a un toque de relax en la habitación con más encanto de la casa. Hoy veremos qué detalles nos hacen falta para ponernos manos al a obra rápidamente.

Los baños más románticos son los que siempre se conseguían con piezas clásicas. Es por ello que las bañeras de color blanco son uno de los principales detalles a tratar. Además, para cerrarla y que el agua no salpique demasiado, no hay nada como unas cortinas también en blanco o que cuenten con un pequeño estampado floral. Los detalles son los que marcarán esta zona y por eso, podemos ayudarnos de pequeños bancos en colores neutros y toallas con bordados de flores. Éstas también pueden estar presentes en diversos jarrones puestos estratégicamente. 

baño romántico en color blanco

El rosa y el blanco son dos colores que combinan a la perfección cuando se trata de darle un aire romántico y delicado a cualquier habitación. Es por ello que conseguiremos todo lo que necesitamos con un poco de color blanco, tanto en paredes como en los detalles, nos podemos ayudar del crema también y como no, de esos estampados que nos hacen la vida mucho más divertida y alegre. Flores grandes en rosado y con pinceladas en verde son las claves para un entorno único y perfecto logrando lo que buscamos.

baño romántico y clásico

Claro que no siempre vamos a estar arropados del color rosa, ya que también podremos optar por tonalidades tan especiales como el marrón claro o amarillo oscuro. Hay que dejarse lleva por la amplia variedad de colores pero siempre sin que sean demasiado claros ni oscuros. Lo mejor es el equilibrio y que nos encontremos ante un entorno relajado sin que nada nos despiste al entrar en él. Es por eso que si nos decantamos por el color marrón, entonces todos los detalles tendrán que estar combinados dentro de este color con sus diversas tonalidades. Tres ideas para que podáis inspiraros de cara a la decoración de vuestro baño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *