Salas pequeñas y su decoración moderna

Son conceptos que se pueden llegar a unir, creando un ambiente único y muy especial. De ahí que nos encante ver cómo las salas pequeñas adquieren esa decoración moderna que tanto nos apasiona. Porque hoy en día y con tantos ejemplos como os vamos dando, está claro que siempre podemos conseguir tener esa sala o esa decoración del salón a nuestro propio gusto y usando los materiales de moda, así como los muebles más sofisticados para lograrlo. Descubre estas ideas y déjate llevar por los toques más especiales de tu hogar.

Vamos a comenzar con uno de los escenarios que más nos han llamado la atención, en cuanto a modernidad se refiere. Es por ello que ya para comenzar lo hace en la parte del suelo, que deja entrever cómo el mármol se apodera de él. Esto hará que el brillo sea uno de los grandes protagonistas y no solo en esta zona, sino también en la pared con unos acabados de este estilo. Un lugar luminoso se deja llevar por la combinación del blanco y el negro, creando un ambiente sofisticado, a pesar de no tener un espacio de lo más amplio. 

sala moderna pequeña con cortinas

Por otro lado, si queremos ir introduciendo alguna pincelada de color, debemos dejarnos llevar por los toques más neutros. De esta manera, tanto el marrón más intenso como el beige, tendrán mucho qué decir. Para una decoración perfecta de un salón moderno como éste, solo necesitamos un par de sofás biplaza, con algún que otro taburete y un mueble central que presida el encanto. ¿No te parece una perfecta combinación llena de equilibrio?.

salas modernas en un rincón

De una manera similar, aunque más sutil, también damos paso a este nuevo ejemplo. En esta ocasión, tanto los detalles en forma de cojines, algombras o los muebles se rinden al color beige que sutilmente se llega a combinar con el blanco. La combinación de color en las paredes será el gran símbolo para esta sala tan especial.

salas modernas con pinceladas de color

Para añadir los colores a los salones más pequeños, nos debemos de dejar llevar por esas tonalidades que cuentan con más brillo y luminosidad. De esta manera, tonos como el verde se juntan con el blanco y hasta algún toque de amarillo para poder conseguir que un salón pequeño se convierta en todo un espacio luminoso y con mucho buen gusto. ¿Tienes un salón pequeño en casa?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *