3 habitaciones juveniles para chicos

Hoy son tres las ideas que os dejamos para poder decorar la habitación de los chicos de la casa. Son muchas las composiciones que nos dejarán dormitorios muy especiales pero sin lugar a dudas, nos hemos quedado con las más elegantes y originales que podrás combinar a tus gustos y como no, a las medidas con las que cuenta la habitación. Porque como crecen tan rápido siempre es preferible optar por una habitación intermedia, es decir que no sea demasiado infantil ni demasiado anticuada, sino que lo mejor se encuentra en el término medio.

Para comenzar no hay nada como pensar en un dormitorio juvenil y que se nos aparezca una habitación donde uno de los colores principales es el azul. A su lado, el blanco le dará toda la elegancia que un entorno así necesita. En este primer ejemplo hemos optado por la cama independiente sobre la que puedes colocar diversos cuadrados en la pared que harán tanto de mesita de noche como de estanterías. Además, cuenta con un armario de puertas correderas lo que ayuda a estar integrado en el espacio y que no ocupe tanto. Por otro lado, no nos podemos olvidar de la mesa para hacer los deberes.

habitación en color para chicos

Claro que por el momento, dejaremos el color azul para seguir con la amplia paleta de colores cuando hablamos de habitaciones juveniles. Está claro que el color marrón, así como el rojo o el amarillo mostaza pueden ser opciones estupendas para un entorno juvenil perfecto. En este caso, tenemos una mezcla de esas tonalidades para dejarnos una habitación modular que cuenta con dos camas y unas estanterías integradas, así como la zona de estudio. Claro que para acceder a una de las camas, no hay nada como unas escaleras laterales. Sencillez y buen gusto, así como luminosidad es lo que desprende este dormitorio.

habitación juvenil en azul y madera

Las camas litera son básicas cuando hablamos de la decoración de los dormitorios juveniles o infantiles. Gracias a ellas nos podemos ahorrar mucho espacio y son perfectas para las habitaciones más pequeñas. En este caso, la combinación de la madera y del color azul en diferentes tonalidades, hacen de este cuarto todo un lugar de buen gusto y de aspecto relajado imprescindible para que los más pequeños puedan descansar o concentrarse cuando el momento lo requiera. Podrás ayudarte de detalles decorativos como estanterías, cortinas y darle un poco de color en las paredes para que todo quede perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *