Combinaciones de colores en la decoración de salones

A veces intentamos crear un ambiente más relajado y otras, un tanto más vistoso y alegre. Ambas opciones son estupendas para nuestra decoración de interiores. Está claro que cada uno debe de decorar según su propio estilo, aunque pensando siempre en una buena combinación de colores para que luego, no aparezca un salón muy recargado y del que seguro, nos cansaremos. Por eso, hoy estamos dispuestos a dejarte estas atrevidas combinaciones donde comprobarás lo bien que le podrían sentar a tu salón. ¿Quieres renovarlo?, pues no te pierdas lo que sigue.

Para comenzar hemos seleccionado dos de los grandes colores vivos y con mucho brillo. Por un lado el color amarillo que nos recuerda al sol y que en este caso, será el encargado de darle profundidad a las paredes del salón. Además, si tienes la suerte de contar con un salón muy luminoso, siempre destacará el doble. Por otro lado, déjate llevar por los sofás en color naranja, pero elige mejor un tono clarito. Intenta no añadir muchos muebles o detalles y tendrás el salón perfecto y moderno.

salón atrevido en azul y amarillo

Además del color naranja, siempre hay más opciones para poder combinar el color amarillo. Se trata del azul. Aquí los vemos juntitos y dando vida a unas paredes de un salón con mucho encanto. Cuando juntamos estos dos grandes colores, siempre podemos añadir, pero de manera sutil, los mismos en los detalles, aunque para los muebles es preferible quedarnos con los marrones.

salón con alegre combinación de colores

Porque en otras ocasiones, el color lo podemos integrar desde la pared hasta alguno de los muebles. En este caso, con una sola parte de la pared pintada en color burdeos y un sofá en verde menta, tendremos todo lo que buscamos. De nuevo, en los detalles nos dejaremos llevar por los colores neutros. Porque ello saben bien cómo darle más protagonismo a un entorno como éste. La sencillez vuelve a predominar nuestro espacio de la casa favorito.

salón en malva intenso y blanco

Otras veces, simplemente podemos buscar un color intenso para dejar que se combine con el blanco. De esta manera, le dejamos todo el protagonismo a un color bastante demandado como es el malva. Puedes ayudarte pintando la pared principal con él para luego, dejar que también aparezca en los detalles como los cojines o la alfombra. Para el resto de muebles o detalles, siempre será el blanco quien los acapare. ¿Qué te parecen estas ideas para combinar los colores de tu salón?. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *