Paredes de piedra para salones elegantes

Aunque cuando hablamos de la piedra es inevitable hablar de la decoración rústica, no siempre tiene que ser así. También podemos disfrutar de un entorno muy moderno y cálido gracias a este detalle. Eso sí, siempre podemos aprovechar varias opciones como por ejemplo que sea piedra natural o bien, paneles de imitación. Ambas posibilidades son perfectas, ya que siempre depende de qué tipo de hogar vamos a decorar. Claro que nosotros nos vamos a quedar con el resultado final que siempre será una pared de piedra actual y preciosa. ¡Inspírate con estas imágenes!.

Una de las mejores ideas para decorar las paredes del salón con piedra, es aprovechar la zona donde va colocada la televisión. De esta manera, será una de las más visibles y quedará siempre perfecta para la decoración final. Por eso, puedes colocar un revestimiento que vaya acorde al resto de la decoración. En este caso, nos quedamos con un ambiente muy moderno donde el color blanco es el principal protagonista de los muebles. La iluminación juega siempre un papel fundamental y esta decoración de salón, la tiene.

pared pequeña de piedra en salón

En otras ocasiones, y siempre dependiendo del espacio con el que contamos, la piedra será menor porque también la zona de la pared que vamos a decorar, cuenta con un tamaño reducido. Entonces puedes dejar que sea solo una parte central, para hacer destacar ese punto. Si no lleva la televión consigo, puedes acoplar una estufa o una chimenea

salón elegante con paredes de piedra

Para un efecto más rústico, pero manteniendo la elegancia, vemos cómo la pared de piedra natural hace su aparición. Aunque ella es la protagonista bien es cierto que aquí hay un cambio de papeles y sobre ella, hay una nueva zona que destaca. Ayúdate de muebles en color marrón y beige para decorar una zona como ésta. Deja que haya una perfecta combinación de tonalidades para lograr la armonía necesaria. 

salones pequeños con paredes de piedra

Parece que cada salón que cuenta con piedra, tiene también muy cerca la chimenea. Aunque es normal dada la elegancia que ambas destilan. Por eso, siempre es preferible acompañar toda esta decoración con colores neutros y suaves. Simplemente para mantener el equilibrio en el salón. La pared de piedra en color se une al resto del entorno. Los ladrillos parecen ser lo que en esta ocasión se asoman tímidamente, aportando todo su buen hacer al salón. Ideas muy práctica para decorar las paredes de nuestra casa. ¿Qué te parecen?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *