Salón y cocina, una unión decorativa con mucha elegancia

Aunque pensemos que tanto en el salón como en la cocina hacemos una vida totalmente contraria, no por ello deben de estar muy separados. Para todos esos hogares que cuentan con espacios abiertos y están buscando una decoración de interiores de lo más elegante y con buen gusto, aquí os motramos ideas que cuentan con todo ello y más. El salón y la cocina se unen para decorar los interiores más especiales.

El primer paso hacia la elegancia es dejarnos llevar por los colores neutros. Además, siempre estaremos disfrutando de una decoración con mucho estilo, que solo necesita ciertos muebles para ser impresionante. Nada de recargar estancias, sino apostar por la creatividad en cada una de ellas. Así, para la zona del salón nos quedamos con un sofá y dos butacas así como con mesitas auxiliares y una en el centro donde se marca la sencillez de todas ellas. Al fondo y en la pared principal será la cocina quien tenga el protagonismo, dejando un rincón para lo que será el comedor. 

salón amplio y cocina moderna

Otra versión de un salón y cocina más reducido es la que tenemos sobre estas líneas. Se trata de una cocina en color blanco que además aprovecha una espacio de barra de lado a lado de la habitación. De esta manera, los desayunos y meriendas serán más informales y aprovechando cada uno de estos rincones. Para el salón, de nuevo vemos un sencillo sofá que está acompañado por una butaca y una mesa central redonda.

salón y cocina con estilo rústico

El estilo rústico, que tanto nos gusta, también se encuentra en esta cocina. La madera y la encimera de granito son los protagonistas de una vista tan especial como la que aquí tenemos. Una visión muy especial que nos permite distinguir hacia el fondo, el salón. La sencillez del mismo se une con el brillo y la luz que entra por los amplios ventanales.

decoración de la cocina y el salón

En esta última idea de salón y cocina, ambas se centran en una de las partes de la habitación. Aunque también podemos divisar cada una de las zonas independientes. Por un lado el salón cuenta con dos butacas, una mesa central y una amplia estantería. Claro que la cocina lleva el color grisáceo como protagonista y también su parte de isla con un par de taburetes que puede hacer de mesa perfectamente. Todas estas ideas recogen un par de lugar que son más que imprescindibles y desde un punto de vista con mucha elegancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *