Salones con estilo pero también sencillos

Porque la sencillez es una de las bases de toda decoración de interiores. Tanto es así que hoy te vamos a dejar con unas ideas muy inspiradoras en forma de imágenes. No siempre un salón sencillo tiene que ser aburrido o con poco estilo. Aquí comprobarás también cómo se puede llegar a crear un ambiente único y distinguido con pocos muebles, en lugares un tanto reducidos pero con mucha imaginación. Como siempre pasamos bastante tiempo en nuestros salones, es conveniente crear un entorno de lo más cálido y acogedor. ¿Quieres saber cómo?, entonces no te pierdas todo lo que sigue porque no tiene desperdicio.

Para comenzar el salón sencillo, nada como dejar que los colores claros inunden las paredes y los muebles. Aunque si quieres una pincelada de color, puedes darla en las cortinas cuando hablamos de un salón pequeño, o bien de los cojines o alfombras cuando el salón es un poco más grande. Una combinación perfecta para tener el salón de nuestros sueños. Intenta colocar un par de cuadros o tres muy similares y siempre a la misma altura. Con un sofá en forma de L y un mueble para el televisor, tendrás más que suficiente.

salón con varios sofás

Cuando hablamos de un salón grande, podemos colocar varios sofás pero siempre encabezados hacia un mismo lugar. Los mejor para ellos es siempre optar por los colores neutros. Aunque claro está que para hacer que nuestro interior goze de un toque muy colorido, nada mejor que apostar por una alfombra que cubra toda esta zona y que lleve estampados a todo color. Así, la zona de relax estará totalmente cubierta por el buen gusto.

salón con sofás en verde

Un salón sencillo y cuadrado se marcará a la hora de colocar los muebles. Prueba a que los sofás estén mirando uno hacia el otro, mientras una pequeña mesita central los acompaña. En uno de los lados puedes disfrutar de tu chimenea o bien, de una televisión que iría anclada a la pared. De esta forma te evitas más muebles, que en ocasiones son inncesarios.

salón amplio y luminoso

Para los salones que también disponen de comedor, aquí tienen una idea estupenda para poder disfrutar de ambas zonas pero de una manera sencilla y con mucho estilo. Los colores claros son los que se imponen en un entorno tan estupendo como éste. Cada zona está bien delimitada y el espacio es más que evidente. ¿Decorarías igual tu hogar?, ¿qué cosas cambiarías en él?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *