Salones pequeños y elegantes

El espacio es uno de los inconvenientes con los que cuentan muchos hogares. No siempre vivimos en esas casas que podemos ver por internet o en la televisión. La realidad es otra y de ahí que el espacio, también. Aunque no hay que desesperarse porque seguro que siempre se encontrará una buena solución para que nuestro hogar respire elegancia con solo unos pocos metros. Siempre hay que saber dar en el clavo para poder presumir de casa y en este caso, de salones. Las salas pequeñas también pueden ser muy elegantes solo es cuestión de amoldarnos al espacio que hay y aplicar unos tips.

No hay nada como un hogar luminoso y más si estamos hablando de habitaciones pequeñas. Por eso, es muy importante que a la hora de decorar lo hagamos con colores pastel o el eterno color blanco y que no amontonemos la estancia con detalles y muebles que al fin y al cabo, no necesitamos. Para mayor luminosidad, también podemos ayudarnos de colores más vibrantes, pero sin abusar de ellos. Un par de butacas o alguna alfombra será más que suficiente para añadir el broche colorido y perfecto. Mezclando las tonalidades pastel también se consiguen ambientes muy románticos y relajados como vemos en la segunda imagen.

decoración en salones pequeños

Como vemos en esta imagen, el color blanco se vuelve a apoderar de los muebles principales que son los sofás y la parte central. Claro que en la alfombra se perciben ciertas tonalidades que contrastan con el eterno color blanco. El espejo es otro de los detalles que van a marcar esa luminosidad y como no, acompañando a las pinceladas de color, están los cojines pero que de nuevo respetan las tonalidades pastel para casi, pasar desapercibidos. Las lámparas en cada extremo ayudarán a que este espacio se vea todavía mucho mejor.

salas pequeñas

Para las pinceladas más cálidas, ahora de cara al invierno, podemos dejarnos guiar por las tendencias que nos muestran cómo el pelo se deja ver en los complementos. Detalles como cojines o mantas en color beige marcan la elegancia en un entorno como éste tan especial. Si antes mencionábamos los espejos como punto perfecto para darle más luminosidad al entorno, está claro que el cristal es otro de los detalles con los que podremos jugar para decorar nuestro salón. De esta manera se verá un entorno muy elegante a la par que luminoso. Siempre se podrá sacar partido a un salón pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *