Pasos básicos para decorar un comedor perfecto

Aunque hoy en día suele estar integrado en la mayor parte de los hogares, nunca está de más darle el protagonismo que necesita. Por eso, tenemos que pensar en aplicar unos pasos básicos para que de esta manera estemos aprovechando cada una de sus partes. Sin duda, son muchas las ideas que podríamos mostrar pero nos quedaremos con las básicas y las más sencillas para que después de todo no tengamos que hacer grandes cambios en nuestros interiores. Seguro que después de ellos, ya veremos este espacio de otra manera, mucho más funcional y como no, más perfecto. 

Dividir la estancia

Aunque no quieras colocar lo que pueden ser algunos separadores a modo de estanterías o quizás biombos, siempre puedes hacer que las separaciones sean invisibles. De esta manera le estaremos dando ese protagonismo que buscamos para una zona así. Debemos de tener claro qué zona vamos a situarla como comedor y aplicar en ella solo lo necesario. Una mesa extensible con varias sillas y quizás, un mueble aparador que no ocupe mucho espacio y que se pueda colocar hacia la pared. 

comedor con decoración sencilla

Un entorno tranquilo

Eso es algo básico para cualquier estancia pero desde luego, el comedor todavía más para que no nos estorbe nada a la hora de hacerlo más práctico. Por eso, lo mejor es siempre optar por todos esos muebles necesarios como son la mesa de comedor, las sillas y a mayores, podemos colocar una alfombra que cuente con una tonalidad clara pero siempre en contraste con el resto de los muebles. Intenta que el equilibrio se ocupe de cada una de sus partes. Recuerda que hay que tener siempre todo recogido y no amontonado porque esto no nos llevará a ningún lugar. Cuando vemos un ambiente tranquilo, poco recargado y bien organizado, nos da la sensación de paz.

el espacio del comedor

Tipo de muebles

Lo mejor es optar siempre por los muebles que cuentan con líneas rectas porque además de ser muy modernos nos aportan un toque muy elegante y sencillo. Deja atrás las mesas o sillas con muchos detalles que no harán más que recargar esta zona. De esta manera y gracias a ello podemos combinarlos en diversos colores sin necesidad de sentir que seguimos recargando el ambiente. Recuerda que siempre puedes añadir los detalles decorativos que necesites pero solamente alguna vela o jarrón sobre la mesa y como no, sobre las estanterías o los muebles que añadas. Porque siempre menos es más para conseguir nuestra finalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *