Suelos en color negro

Quizás no es uno de los colores más usados para los salones pero está claro que ya solo con pensar en esa tonalidad, sabemos que estamos ante un lugar muy elegante y con clase. Es uno de los colores con los que siempre acertaremos, tanto si lo usamos para combinar como para protagonizar alguna de las estancias. Hoy nos quedamos con el color negro en los suelos de los salones más exclusivos, a los que además se les suma el brillo del material. Sin duda, una combinación perfecta para vestir nuestro hogar. ¿Te atreves con ella?.

Además de estar presente en el suelo, el color negro también puede aparecer en más de un mueble o detalle de la decoración de salones. En este caso, nos encontramos con unas baldosas de mármol en color negro que ponen el brillo y la elegancia a toda la habitación. Además se combina con un sofá en color blanco y ciertos detalles en rojo, como son las lámparas y también los cojines. Seguro que os encanta tanto como a nosotros, que hasta nos daría pena pisar un suelo tan especial como éste. 

suelo en color negro para salones elegantes

De nuevo, nos encontramos con una perfecta combinación de colores, como ya ocurrí en la imagen anterior. Claro que en este caso, el suelo no cuenta con el mismo brillo, aunque sí con la misma elegancia. Las baldosas se dejan ver con una unión en color blanco. Un color que también decora los sofás y la alfombra central de la estancia. Para no recargar la decoración de interiores, nada mejor que una mesa de cristal y un sofá sencillo y sin más adornos. Una tendencia minimalista que cuenta con una pared también en color rojo. Son tres maneras de acompañar una sala para un acabado estupndo.

suelo negro decorado con alfombra blanca

Claro que en ocasiones, el suelo se tapa con una gran alfombra y que, en esta ocasión le aporta todo el contraste al tratarse del color blanco. Sin duda, es una manera de crear un ambiente relajado pero muy elegante como los anteriores. El blanco se vuelve a imponer tanto en los asientos como en las paredes y hasta en los detalles como las cortinas y las lámparas. Además, en este caso se ha dejado atrás el color rojo para el azul turquesa haga acto de presencia. Una tonalidad que también es perfecta cuando está entre el blanco y el negro…¡así es el resultado tan increíble!. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *