Dormitorios en blanco, negro y rojo

Si la mayor parte de las ocasiones comentamos la buena combinación que hacen dos colores, tres, ya es todo un lujo. Éso es lo que vamos a ver hoy ya que hablamos de tres colores en las habitaciones y desde luego, crearán ambientes únicos y muy modernos. En este caso hablamos del color blanco y negro que pondrán la nota elegante y perfecta, mientras que el color rojo nos dará el toque más impactante a la habitación. Un triángulo con unos efectos impresionantes pero eso sí, siempre hay que saber buscar el equilibrio para que el ambiente sea siempre perfecto y poco recargado.

No es necesario cargar las paredes de un mismo color, sino que en ellas también podemos conjugar tres o más tonos. En este caso nos quedamos con el trío, con el que ya tenemos suficiente. La pared del cabecero la podremos combinar con los tres tonos, partiendo del rojo en la zona central y a ambos lados, un sutil dibujo en blanco y negro. De este modo, ya estaremos ante el anuncio de un dormitorio elegante y muy especial. Dejaremos el suelo en color blanco y el rojo lo introduciremos poco a poco en ciertos detalles para que queden de él solo las pinceladas.

Dormitorio combinado en rojo y negro

Si la habitación cuenta con las paredes en blanco, los muebles también respetarán este color pero bien es cierto que siempre podremos añadir algún que otro sillón en color negro y que le aporte el contraste. Muchas veces no nos atrevemos a dejar que el rojo marque mucho la estancia y es por ello que siempre es aconsejable ir aportando pequeñas piezas en este color como pueden ser, alguna alfombra pequeña, así como cojines o mantas. De esta manera, estaremos ante una habitación sencilla pero con mucho glamour.

dormitorios con decoración en rojo y negro

En esta ocasión, el impacto es más impresionante y desde luego la atmósfera dramática se intensifica. Solo es cuestión de atreverse a pintar la habitación en color negro. Eso sí, siempre deberá de ser una habitación bien iluminada y que cuente con grandes ventanales para asegurarnos la luminosidad. Las pinceladas en color rojo van desde el cabecero hasta el espejo y los cuadros, pasando por la manta. Claro que el blanco pondrá la nota más exclusiva vistiendo la cómoda y las mesitas de noche. Tres ideas de combinación con tres colores que nos dejarán dormitorios especiales como los que hoy os mostramos. ¡No te los pierdas!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *