Hoy comemos fuera gracias a estos comedores improvisados

Porque como el buen tiempo ya está sobre nosotros, es también un momento perfecto para poder aprovechar cada día. Si ya de por sí cuando llueve nos tenemos que quedar en casa, siempre es una buena opción aprovechar los rayos del sol para salir al jardín y disfrutar de todo lo que éste nos ofrece. Claro está, necesitamos los muebles adecuados para una decoración exterior de lo más cómoda. Por eso, hoy vemos tres ejemplos de comedores de exterior donde podemos desplegar todo nuestro buen gusto. De esta manera ninguno de nuestros invitados tendrá queja de nada.

Para poder colocar todo lo que necesitamos, no siempre es imprescindible un gran jardín, ya que en terrazas o patios también se puede conseguir un comedor muy acogedor. Simplemente necesitamos amoldarnos siempre a nuestras posibilidades. Si comenzamos con un amplio lugar, entonces tendremos menos problemas a la hora de elegir los muebles. Necesitaremos una mesa amplia, mucho mejor que sea plegable y unos sillones altos para mayor comodidad. Si ya cuentas con una decoración exterior definida entonces déjate llevar por ella y por este estilo. Recuerda que las zonas bien iluminadas y los detalles con flores siempre serán bienenidos para dar armonía al lugar.

comedor exterior de madera

Son muchas las casas que cuentan con un patio de baldosas y cubierto por una zona con vigas de madera. Es por ello que un lugar así, solamente se puede completar con muebles tan especiales como son los de mimbre. Eso sí, hay que tener especial atención a la comodidad y por ello, además del fino cojín que suelen tener como asiento, podemos integrar uno más grueso para todos los que quieran estar más cómodos. Opta por una combinación sencilla de colores, añade caminos de mesa y mucho cristal para añadir más luminosidad a cada pieza.

Decoración de comedor exterior

Porque un comedor exterior siempre nos brinda los mejores momentos. Parece que el relax va impreso en él y por eso nos gusta tanto estar en una zona como ésta. Como vemos, lo principal es la madera o el mimbre acompañados siempre por cojines y por colores muy suaves que se entremezclan con la naturaleza. Solamente tenemos que dejarnos llevar por ella y ahí obtendremos la mezcla perfecta que tenemos que usar en nuestra mesa. Toques rústicos con elementos frescos como las plantas o flores y estampados florales. Una combinación perfecta para disfrutar de unas veladas de lo más intensas este próximo verano. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *